Estas visitas se realizaron en el marco de 3º Encuentro con el propósito de enriquecer el entramado sociocultural de los participantes y poner a su disposición propuestas concretas para desarrollar en su tarea profesional. Conocé las visitas desde la mirada de sus participantes.

LA NUBE p. Biblioteca y Centro de Documentación Jorge Newbery 3537, Chacarita, Ciudad de Buenos Aires Información y contacto: http://www.lanube.org.ar E-mail: lanube@lanube.org.ar Tel-Fax: 4552-4080

En el marco del III Encuentro de Educación Infantil organizado por el Comité Argentino de la OMEP, conocí un lugar fascinante ubicado en pleno corazón de la Ciudad de Buenos Aires, a unas pocas cuadras de la estación Chacarita.

Desde la fachada con un gran corazón de colores, que llama la atención hacia la izquierda cuando uno va por Jorge Newbery, todo invita a pasar, recorrer, mirar, tocar, oler, en suma, sumergirse por un buen rato en el mundo de historias y objetos, personas y personajes sobre la infancia que componen este espacio cultural.

Más allá de una confusión horaria, que hizo que algunas arribáramos a las 14, la mayoría a las 14.30 (¡por suerte!) y las menos a las 15, la vista se desarrolló sin inconvenientes. Para la gente de La Nube la visita era de 14.30 a 15.30 pero no decían lo mismo las tarjetas de confirmación de los visitantes ni la última versión del programa que me llegó. Por suerte, un café en la soleada vereda del teatro/bar de la cuadra más la buena disposición de Pablo Medina, a pesar de haber sufrido una pérdida ese mismo día, enmendaron de alguna manera el entuerto horario.

En total asistimos unas doce mujeres, las de la lista más una docente de la Ciudad que recibió una beca a último momento de parte de su supervisora. Yo no había llevado máquina de fotos pero me consta que las docentes fotografiaron intensamente el lugar.

Recorrimos este espacio cultural que alberga más de 60.000 libros de la mano de su fundador, Pablo Medina, lo que fue un lujo para todas. Este maestro, como gusta llamarse, es un apasionado de la infancia y de la cultura; con un tono melodioso y correntino, logró transmitirnos su entusiasmo, respeto y años de trabajo de hormiga con y por los niños desde afuera de la academia. A propósito, comentó que lo reconocen más en el exterior que en la Argentina (será que se aplica esto de “uno no es profeta en su tierra …”) y pidió que la OMEP lo invite a su próximo encuentro.

En poco más de una hora recorrimos: la muestra temporaria por el Bicentenario titulada “Niño envuelto en 200 años”; la primera edición del Pinocho de Carlo Collodi del siglo XIX y las más de 300 versiones sobre este clásico infantil; la sección de bibliografía sobre historia y literatura infantil; la “bebeteca” que propone una aproximación al lenguaje textual desde objetos concretos que invitan a jugar; la sala de literatura infantil propiamente dicha que cuenta con una espaciosa sala de lectura para niños; una radio para niños; un teatro y un espacio al aire libre que están reacondicionando como ludoteca. Así mismo, Pablo nos contó sobre el proyecto de museo y centro cultural que esperan se abrirá pronto en las instalaciones linderas pero que hoy están ocupadas por el Teatro Colón.

Desde mi punto de vista, el valor de esta visita residió en el lugar en sí por supuesto pero también en el personaje militante y auténtico que está detrás.

El broche de oro que coronó el recorrido fue la coincidencia con una visita de niños de un jardín de infantes que permitió a las docentes ver in situ cómo se desarrolla una visita guiada que pueden hacer con sus alumnos.

En último término, conocimos la tienda donde se ofrece un nutrido pero cuidadosamente seleccionado repertorio de libros, CD’s y juguetes; novedades pero también clásicos y hasta textos agotados en librerías del mercado (una docente consiguió “una joya” para un postgrado en literatura infantil que está cursando). Atención, que también hay cosas para adultos y, en general, los precios no parecen descabellados.

Esta visitante se retiró pasadas las 16 hs. dejando al grupo de visitantes revolviendo y haciendo compras, pero ya ubicadas geográficamente y organizadas para encaminarse juntas al Encuentro.

Paula Baracat
(Representante de OMEP en la visita)

MUSEO ARGENTINO DE CIENCIAS NATURALESBERNARDINO RIVADAVIA p. Av. Ángel Gallardo 470, Ciudad de Buenos Aires Información y contacto: http://www.macn.secyt.gov.ar E-mail: info@macn.gov.ar Tel-Fax.: (5411) 4982-6595

En el marco del III Encuentro de Educación Infantil organizado por el Comité Argentino de la OMEP, se realiza el viernes 25 de junio la visita a esta institución con un grupo de 20 personas asistentes al evento.

Ubicado en el Parque Centenario, se trata de un hermoso e imponente edificio del año 1937, construido de acuerdo a los cánones arquitectónicos vigentes en la época para los museos de ciencias europeos.

Nos recibe muy amablemente un grupo de profesionales que trabaja en el museo conformado por la Lic. Olga Vaccaro Jefa de la División Educación, el Lic. Gustavo Carrizo encargado de Actividades Educativas y la Prof. Carla Dambra guía especialista en visitas de grupos infantiles quienes nos acompañan en todo el recorrido.

Comenzamos la visita escuchando una breve reseña de la historia del museo desde su fundación, en 1812, hasta la actualidad. Bernardino Rivadavia, invita a las provincias a reunir materiales para “dar principio al establecimiento en la Capital de un Museo de Historia Natural”. Esta iniciativa se concretó en 1823, mediante una resolución firmada por Rivadavia, entonces ministro de Martín Rodríguez.

Recorrimos luego diversas salas de exhibición donde se exponen la riqueza y la diversidad de la flora, fauna y gea de nuestro país y del mundo. El museo cuenta actualmente con salas referidas a temáticas diversas como Geología, Malacología, Osteología Comparada, Mamíferos del Cuaternario, Artrópodos, por mencionar solo algunas de ellas.

Nos contaron sobre algunas técnicas de exhibición, presentación e iconografía que se utilizan actualmente en este tipo de museos para hacer más atractiva la lectura al visitante.

El momento más misterioso llegó cuando nos permitieron visitar dos de los laboratorios de investigación y colecciones científicas, ¡corazón del museo!

La institución dispone de un valioso cuerpo de investigadores. Tuvimos la oportunidad de conocer y conversar con dos de ellos, Yolanda Davies y David Flores quienes nos explicaron en qué consiste la labor cotidiana de los investigadores y la importancia, manejo y mantenimiento de una colección científica. Fue para todos nosotros un momento sorprendente y único que no habíamos vivido nunca en visitas a muesos científicos.

Para finalizar escuchamos una descripción de las diferentes propuestas educativas que el museo ofrece a los grupos escolares de nivel inicial, haciendo especial énfasis en el recorrido por la Sala de Paleontología, que se complementa con una actividad lúdica de descubrimiento (“El arenero”), y por Acuarios y Diorama del Fondo del Mar.

Luego de este interesantísimo recorrido de algo más de dos horas nos despedimos satisfechos y muy agradecidos por el tiempo y atención que nos dedicaron.

Ruth Kuitca
(Presidente OMEP – Representante de OMEP en la visita)

MUSEO ETNOGRÁFICOJUAN B. AMBROSETTI p. Moreno 350, Ciudad de Buenos Aires Información y contacto: http://www.museoetnografico.filo.uba.ar/portalMuseo.html Correo electrónico: info.museo@filo.uba.ar Teléfonos: (54-11) 4345-8196/97 – Fax: (54-11) 4345-8196

En el marco del III Encuentro de Educación Infantil organizado por el Comité Argentino de la OMEP, se realiza el viernes 25 de junio la visita a esta institución con un grupo de 6 personas asistentes al evento.

El Museo Etnográfico es una institución dedicada a la investigación, difusión y conservación del patrimonio histórico y antropológico, desde la perspectiva de los procesos sociales y el respeto por la pluralidad cultural. Posee vastas colecciones de arqueología, etnografía y antropología biológica. Aunque se ha interesado principalmente en las poblaciones aborígenes del actual territorio argentino y de otras áreas del continente americano, ha valorado también objetos procedentes de diversas partes del mundo. El Museo Etnográfico fue creado en 1904 en el ámbito de la Facultad de Filosofía y Letras, como centro de investigación, docencia y difusión.

Nos recibe muy amablemente un grupo de profesionales responsables del área de extensión educativa: Silvia Calvo, Verónica Stáffora y algunos de los integrantes de los programas de atención al público escolar y estudiantil quienes nos acompañan en todo el recorrido.

Comenzamos la visita escuchando una breve reseña de la historia del museo desde su fundación hasta la actualidad y observando las salas de adelante, que muestran ese proceso.

Luego nos explicaron la labor del Museo en relación a las Visitas guiadas y talleres que se realizan para todos los niveles del sistema educativo, en horarios variados, con cita previa.

Estas visitas brindan enfoques actualizados sobre los problemas abordados en las exhibiciones. Las estrategias de transmisión respetan el carácter voluntario y libre que debería caracterizar siempre la visita a un museo, y procuran la participación activa. Atendiendo a las diferentes edades, se programan trabajos en pequeños grupos que incluyen la manipulación de objetos y propuestas para dibujar, escribir, opinar o narrar, dramatizaciones y juego. Recibimos ejemplos de estos abordajes y nos mostraron el material didáctico que emplean en las mismas.
Luego hicimos nosotros una visita, siendo invitados a responder interrogantes en pequeños grupos, como lo harían los niños en una experiencia similar. La visita realizada fue: “Ovejas, biblias y alambrados: la ocupación europea de Tierra del Fuego”.

La misma se propone una mirada histórica sobre las sociedades originarias que habitaron Tierra del Fuego. Se destacan la especialización tecnológica de los yámanas para la explotación de recursos marinos y la complejidad del mundo social y simbólico de los selknam a través de sus pinturas corporales.

Da cuenta de la participación de misioneros, ganaderos, científicos en la colonización de ese territorio durante el siglo XIX y analiza tanto la diversidad de creencias religiosas, intereses económicos y políticos existentes como los conflictos que se generaron entre los diversos actores presentes en la región.

Españoles, ingleses, holandeses, franceses, alemanes, belgas, navegaron por los mares australes y documentaron su paso por la Tierra del Fuego.

La ocupación blanca del territorio se llevó a cabo durante el siglo XIX, volviendo dramática la situación de las sociedades aborígenes fueguinas. Estas se habían asentado en el territorio hacía más de 11.000 años, fueron diezmadas en poco más de un siglo. Fueron motivo de curiosidad para los viajeros, objeto de evangelización para los misioneros anglicanos y católicos, sinónimos de primitivismo para los científicos del siglo XIX.

Si los loberos acabaron con buena parte de sus fuentes de alimentación, los criadores de ovejas los mandaron a matar para que no perturbaran sus emprendimientos económicos.

Esta exposición se propuso mostrarnos estas realidades, analizamos las fotos, deducimos sus significados, manipulamos el material: el sencillo instrumental que las sociedades fueguinas en sus formas de vida adaptadas muy eficazmente al medio del que formaron parte realizaban. Imaginamos alternativa para sobrevivir nosotros en ese medio y para comprender la lógica de los colonos.

Luego de este interesantísimo recorrido de algo más de una hora nos despedimos satisfechos y muy agradecidos por el tiempo y atención que nos dedicaron.

Mariana Contreras Braillard
(Representante de OMEP en la visita)

JARDÍN BOTÁNICO p. Av. Santa Fe 3951, Ciudad de Buenos Aires Información y contacto: {www.buenosaires.gov.ar/areas/med_ambiente/botanico/?menu_id=11360: http://www.buenosaires.gov.ar/areas/med_ambiente/botanico/?menu_id=11360} E-mail: buenosairesjardin@buenosaires.gov.ar Teléfono: 4831-4527/ 4831-4614

En el marco del “III Encuentro Internacional de Educación Infantil “Ciencias y Educación Ambiental: enseñando a comprender el mundo y a vivir de manera sustentable” que tuvo lugar en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina los días 25, 26 y 27 de junio de 2010, un grupo de asistentes realizó una vista técnica de al Jardín Botánico Carlos Thays.

Este Encuentro Internacional tuvo como objetivo seguir profundizando en la reflexión y el análisis de la práctica educativa en temas centrales de la educación inicial, como es el de la educación ambiental. Por otra parte, esta visita al Jardín Botánico estuvo enmarcada en las celebraciones mundiales del “Año Internacional de la Biodiversidad”.

Según la propuesta del encuentro, la enseñanza de las ciencias en el nivel inicial pretende que los niños amplíen y reorganicen sus conocimientos sobre el ambiente, entendido éste como un entramado socio natural. Asimismo, la educación ambiental aspira a que desde temprana edad, aprendan a participar en acciones colectivas y organizadas destinadas a contribuir a la mejora del entorno. Ambos campos de conocimiento resultan complementarios en tanto promueven espacios para que los niños aprendan a formularse preguntas sobre el mundo que los rodea, a buscar información en variadas fuentes, a reconocer diferentes puntos de vista, a elaborar soluciones creativas a los problemas identificados.

El aprendizaje de estos conocimientos, habilidades y competencias implica que la educación inicial cuente con docentes con información y conocimientos fundamentados sobre las diferentes temáticas conduzcan la curiosidad, propia de los más pequeños, hacia el desarrollo de un pensamiento abierto, crítico, autónomo.

Gabriela Benito
(Curadora del Jardín Botánico)